ORTODONCIAS

ortodoncia

¿Qué es un ortodoncista?

De la misma manera que los médicos eligen especializarse en áreas como la cardiología y la neurología, los dentistas también pueden elegir especializarse. La ortodoncia es una especialidad dental que tiene como objetivo prevenir, diagnosticar y tratar las irregularidades faciales y dentales, como las maloclusiones (mordeduras malignas). Muchos consultorios de ortodoncia se limitan a la ortopedia dentofacial y a la ortodoncia general, pero pueden tratar con éxito a pacientes de cualquier edad.

Los ortodoncistas son dentistas totalmente cualificados que se embarcan en otros tres años de estudios universitarios y adquieren una amplia experiencia clínica en un programa de residencia en ortodoncia. La Asociación Americana de Ortodoncistas (AAO) es el organismo regulador de esta rama de la odontología. La selección de un ortodoncista que sea miembro de esta organización añade la seguridad de que el tratamiento está siendo administrado por un individuo con educación especializada en biología oral y biomecánica. La AAO recomienda que los niños sean examinados primero por el ortodoncista alrededor de los siete años de edad, para asegurarse de que no se están empezando a formar irregularidades en la mandíbula y los dientes.

¿Qué hace un ortodoncista?

Los ortodoncistas son expertos en corregir las desalineaciones de los dientes y la mandíbula. Hay muchos problemas debilitantes asociados con la desalineación, por ejemplo, defectos del habla, dificultades para masticar y dificultad para mantener una higiene bucal adecuada.

He aquí un breve resumen de algunos de los problemas más comunes que un ortodoncista puede tratar con éxito:

Desviaciones anteroposteriores – Ejemplos comunes de desviaciones anteroposteriores incluyen la submordida (los dientes inferiores se colocan más adelante que los superiores) y la sobremordida (los dientes superiores se colocan más adelante que los inferiores). Ambas desviaciones pueden causar dificultad para articular y masticar.

Hacinamiento – El hacinamiento es uno de los problemas más comunes que tratan los ortodoncistas. En ocasiones, la falta de espacio en la mandíbula significa que los dientes adultos no pueden erupcionar alineados con los dientes existentes. El ortodoncista es capaz de realinear los dientes utilizando una serie de dispositivos y tratamientos discretos.

Problemas estéticos – En algunos casos, la forma de toda la cara se ve afectada negativamente por maloclusiones o una mala mordida. El ortodoncista puede reestructurar y realinear la mandíbula, los labios y los dientes para crear una sonrisa hermosa y uniforme.

¿Cómo puede un ortodoncista realinear los maxilares y los dientes?

Inicialmente, el ortodoncista lleva a cabo un examen minucioso de la mandíbula y los dientes. Se tomarán radiografías panorámicas y modelos de estudio (impresiones de mordida) antes de que el ortodoncista haga recomendaciones de tratamiento. El ortodoncista recomendará el mejor plan de tratamiento para la condición particular del paciente.

He aquí un breve resumen de algunos de los tratamientos que los ortodoncistas pueden utilizar:

Aparatos dentales – La combinación de brackets (que se colocan en cada diente individual) y un arco de alambre (que conecta cada bracket) se colocan comúnmente para entrenar suavemente los dientes en la alineación adecuada. Los aparatos dentales pueden ser de metal, cerámica o materiales transparentes (“invisibles”).

Arneses y mascarillas – Estos dispositivos se utilizan generalmente para corregir un problema de desarrollo, como una sobremordida o una submordida. Además de los aparatos dentales, el ortodoncista diseñará el arnés y/o la mascarilla que se ajustan alrededor de la cabeza y se adhieren a los aparatos. Esta estructura fomentará aún más la alineación de los dientes y el hueso maxilar.

Retenedores – Después de que el ortodoncista ha realineado los dientes usando aparatos dentales, dispositivos removibles o un arnés, se puede proporcionar un retenedor para asegurar que los dientes no comiencen a retroceder a sus posiciones originales. Los retenedores generalmente se usan hasta que el hueso subyacente se ha reformado a la posición correcta.

¿Qué implica el tratamiento de ortodoncia?

La ortodoncia es una rama altamente especializada de la odontología que se ocupa de las irregularidades faciales y maxilares. Como la alineación adecuada de los dientes y los arcos mandibulares afecta la coherencia del habla, la capacidad de masticar y morder, el tratamiento de ortodoncia es vital para la salud y la comodidad.

¿Qué problemas resuelven los tratamientos de ortodoncia?

Existe una amplia gama de tratamientos de ortodoncia disponibles para alterar con éxito y rapidez la alineación de los dientes. El tipo de tratamiento proporcionado depende de la naturaleza exacta de la maloclusión o de la desalineación de los dientes. A continuación se presenta un breve resumen de las principales clasificaciones de los problemas de mordida y colocación de los dientes:

  • Apiñamiento – La no erección de los dientes adultos y el abarrotamiento del espacio del arco pueden llevar a una desalineación. Además, el hacinamiento puede causar torsión y el desplazamiento completo de los dientes.
  • Submordida negativa – Una submordida se caracteriza por una mandíbula inferior pronunciada, que sobresale más que la mandíbula superior. Esta maloclusión hace que el mentón se vea grande o puntiagudo.
  • Sobremordida – La sobremordida es el resultado de un maxilar sobresaliente (maxilar superior) en relación con la mandíbula (maxilar inferior). Este tipo de maloclusión hace que el mentón parezca que ha retrocedido.

¿Qué implica el tratamiento de ortodoncia?

El primer paso en el desarrollo de un plan de tratamiento es completar un examen visual completo de la sonrisa del paciente. Después de completar esto, su proveedor de atención crea registros de diagnóstico que incluyen radiografías panorámicas, impresiones de mordida e imágenes adicionales de las articulaciones de la mandíbula en algunos casos. Si se necesita tratamiento para realinear los dientes, esto se discute ampliamente.

El examen de los registros de diagnóstico permite el desarrollo de un plan de tratamiento predecible. Su profesional dental también puede trabajar con un cirujano oral si la simetría de la cara necesita ser alterada. En el caso de una boca superpoblada, puede ser necesario extraer uno o varios dientes para prepararse para el proceso de realineación. Una vez finalizadas las fases de diagnóstico y preparación, se utiliza un aparato ortodóncico fijo o removible para mover los dientes y los arcos de la mandíbula a la alineación ideal.

Aparatos fijos

Existen varios tipos de aparatos de ortodoncia fija, de los cuales los aparatos metálicos tradicionales son los más comunes. Se fijan brackets cerámicos, transparentes o metálicos en cada diente durante el tratamiento, y se pasa un arco de alambre a través de cada uno de ellos para conectarlos.

El alambre se aprieta ligeramente cada pocas semanas hasta que se logren los resultados deseados. Típicamente, los soportes fijos se retiran después de 18-30 meses.

Dispositivos extraíbles

Los dispositivos removibles vienen en muchas formas y tamaños y son populares por su conveniencia y versatilidad. Los dispositivos removibles incluyen el arnés, que corrige las maloclusiones debidas a problemas de desarrollo; retenedores, que mantienen la alineación correcta de los dientes después del tratamiento de ortodoncia; y las bandejas Invisalign®, que se utilizan durante varias semanas a la vez para corregir problemas comunes de alineación de los dientes.

Es importante tener en cuenta que un profesional dental crea un plan de tratamiento personalizado o cada caso individual. La duración de las correcciones con dispositivos removibles puede variar enormemente de acuerdo con la gravedad de la maloclusión original.